Visitan expertos la laguna de La Piedad

Científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad Autónoma Metropolitana y la organización Estrategias de Adaptación al Cambio Climático, en compañía del Presidente Municipal de Cuautitlán Izcalli, Ricardo Núñez Ayala, personal de Operagua y vecinos de la zona, visitaron la laguna de La Piedad para conocer de primera mano el problema de contaminación que enfrenta este espacio y coadyuvar en el fortalecimiento del proyecto de saneamiento.

Durante el recorrido realizado por el perímetro de la laguna, los expertos en biología y desarrollo urbano sustentable resaltaron la importancia de eliminar las descargas de aguas contaminadas que llegan directamente a este cuerpo de agua, un sitio estratégico en la Cuenca del Valle de México por su ubicación y el efluente de mayor caudal al río Cuautitlán, cuyo cause tiene un alcance regional y llevará beneficios a otros municipios comprendidos en la cuenca. Asimismo, indicaron como un paso necesario la construcción de la planta potabilizadora anunciada en meses pasados, que mejorará la calidad del agua que llega a la laguna y del efluente hacia el río Cuautitlán.

Posteriormente, los científicos llevaron a cabo una exposición sobre los motivos para intervenir en este cuerpo de agua, que no sólo tendrá un impacto en el medio ambiente, generando un saneamiento del ecosistema en beneficio de flora y fauna, sino también favorecerá social y económicamente a los habitantes de la región, quienes podrán tener un espacio para desarrollar actividades comerciales y recreativas; así lo señalaron la Dra. Fabiola Sosa, el Arquitecto Laurent Herbiet y el Dr. Daniel Dultzin. Por ello, realizaron un llamado a las autoridades ejidales y a los vecinos de la zona a que propicien las condiciones de organización en favor de este proyecto, para que tenga sustento legal y sea impulsado por la comunidad.

La Dra. Fabiola Sosa, de la Universidad Autónoma Metropolitana, apuntó que la siguiente visita tendrá como objeto registrar todas las descargas contaminantes desde la presa de Guadalupe hasta la laguna de La Piedad, que habrá de realizarse en semanas siguientes. Por último, los expertos exhortaron a que los habitantes enriquezcan el proyecto con sus ideas y propuestas, pues los logros que se obtengan serán en su beneficio, de Cuautitlán Izcalli y de la región de la Cuenca del Valle de México.