REFUERZA OPERAGUA MONITOREO EN 16 PUNTOS SUSCEPTIBLES DE ENCHARCAMIENTO

El Organismo del agua, OPERAGUA, en coordinación con el Ayuntamiento de Cuautitlán Izcalli y la Unidad de Protección Civil y Bomberos, se encuentran preparados para atender posibles contingencias que se presenten en el municipio durante la próxima temporada de lluvias; poniendo especial atención en 16 puntos críticos.

Desde el pasado mes de febrero, se puso en marcha el plan de mantenimiento a canales y cuerpos de agua de todo el municipio y a la red hidráulica municipal, con el objetivo de mantener estos espacios libres de cualquier tipo de deshecho para evitar el acumulamiento de agua y con ello evitar escurrimientos o desbordes en caso de una fuerte lluvia; ante esta situación, se tiene diseñado un protocolo de actuación antes, durante y después de la lluvia.

De acuerdo con el área de Construcción y Operación Hidráulica, se tienen identificados 16 puntos sensibles donde se pondrá especial atención ante una posible contingencia. Las zonas se ubican en las siguientes colonias: Valle de las Flores, Ejidal San Isidro, Unidad Niños Héroes, Francisco Villa, Centro Urbano, Fraccionamiento San Antonio, San Lorenzo Río Tenco, Santa María Guadalupe la Quebrada, Ex Hacienda San Miguel, Infonavit Norte, Bellavista, Arcos del Alba, Colinas del Lago, Unidad Ferrocarrilera, Santiago Tepalcapa y La Presita.

Ramón Moreno Montoya, titular de la Dirección de Construcción y Operación Hidráulica del Organismo, indicó que en el caso de la presa El Ángulo se retiraron 36 mil metros cúbicos de azolve; esto en coordinación con la Comisión de Agua del Estado de México (CAEM) y el organismo SAPASA Atizapán, “los trabajos preventivos y correctivos al interior del embalse nos permitirán tener un mayor margen de captación pluvial en caso de presentarse una lluvia intensa; de igual modo se realizaron trabajos de sellado en puntos específicos a lo largo de la cortina de la presa”, resaltó el funcionario.

Cabe destacar que el programa de desazolve se mantiene vigente todo el año, intensificándose los meses previos a la temporada de lluvia en la red hidráulica en general y en cuerpos de agua como Río Cuautitlán, Canal San José, canal el Gavión.

Alejandro Vera Monroy, titular de la Unidad de Protección Civil y Bomberos, indicó que trabajan de manera coordinada con Seguridad Pública, Tránsito Municipal, Servicios Públicos, Central de Emergencias C4, Desarrollo Urbano, Obras Públicas, CONAGUA, DIF y SEDENA, en caso de ocurrir una contingencia.

Vera Monroy recalcó que las subestaciones de Bosques del Lago, avenida Huehuetoca y Tepojaco, realizan monitoreos permanentes en zonas sensibles como canal el Gavión, presa el Ángulo, Carril San Agustín, Laguna de Axotlán, Río Cuautitlán y laguna de La Piedad, interceptor Poniente y canal de Tepalcapa.

Para realizar estas acciones, OPERAGUA cuenta con un estado de fuerza de 50 elementos, 5 equipos de hidrosucción, 6 camiones de volteo con capacidad de 16 metros cúbicos y una más de 7 metros cúbicos; mientras que Protección Civil cuenta con 50 elementos, 3 moto bombas, 2 auto tanques con capacidad de 10 mil litros cada uno, 2 camionetas pick-up, 2 lanchas con motor fuera de borda, 3 bombas de achique, 2 equipos de extracción vehicular, equipo de buceo, 4 botiquines con material de curación y 4 carpas para instalar comando de incidentes.
De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), la temporada de lluvias inició el pasado 15 de mayo y se estima que concluya el 30 de noviembre, durante estos meses se tienen pronosticados la formación de entre 30 y 37 ciclones tropicales entre tormentas tropicales y huracanes que van de la categoría 1 hasta la 5; tanto en el Pacífico como en el Atlántico.